La jaula

Somos

«Cada persona tiene su rostro, matices que difieren de otros y que nos hacen únicos. Cada persona manifiesta su rostro, lo enseña, se mueve con él formando parte del paisaje, del fondo, del escenario de la vida». Un artículo de Javier Sánchez Menéndez.

/ La jaula / Javier Sánchez Menéndez /

Escribía Eugenio Montale: «Creí de niño que no es el hombre/ quien se mueve sino el fondo, el paisaje». Y prosigue después el poema: «Luego me di cuenta/ de mi pueril engaño y ahora sé/ que, volante o pedestre, reposo y movimiento/ en nada difieren. A unos les gusta/ beber la vida a gotas y a otros a tragos;/ pero la botella es la que es, no se puede/ llenar cuando está vacía».

Cada persona tiene su rostro, matices que difieren de otros y que nos hacen únicos. Cada persona manifiesta su rostro, lo enseña, se mueve con él formando parte del paisaje, del fondo, del escenario de la vida. Llena o vacía la existencia es nuestra, nos pertenece como la jaula que está en la rama más alta de la encina y corresponde al pájaro.

Concentración, capacidad, ojos abiertos. Mirar sin ver. Observar sin contemplar. Entender sin atender. Somos nosotros. Somos. Y debemos reconocer que nuestra única tarea es ser coherentes. Bastaría con ello. Ser coherentes. Contemplar, atender y entender. Y nos llevaría la propia vida culminar nuestra misión.

La mente y la comunicación de la conciencia con la naturaleza nos ayudan, nos acercan a clasificar, a encontrar demostraciones, nos lo hacen todo más fácil. Pero esto transcurre sin sencillez, sin certeza, dejamos de intentar comprender aquello que nos abre el alma, nada pasa a ser evidente cuando estamos dormidos.

Otro poema de Montale nos dice: «Los hombres se han organizado/ como si fueran mortales;/ sin lo cual no tendríamos/ días, diarios, cementerios, retales/ de lo que ya no es.// Los hombres se han organizado/ como si fueran inmortales;/ sin lo cual sería tonto creer/ que en lo que es vive lo que fue».

Solo se puede vivir y morir en contacto con la naturaleza.

IMAGEN DE PORTADA: Retrato de Adele Bloch-Bauer, de Gustav Klimt (1907)


Javier Sánchez Menéndez (Puerto Real, Cádiz, 1964) es poeta y ensayista, su último poemario publicado es El baile del diablo (Renacimiento, 2017). De su poesía se han publicado tres antologías en España y una en Colombia. Autor de varios ensayos, destacamos El libro de los indolentes (Plaza y Valdés, 2016). Ha publicado cuatro libros de aforismos: Artilugios (2017), La alegría de lo imperfecto (Trea, 2017), Concepto (2019) y Ética para mediocres (2020), y la obra Para una teoría del aforismo (Trea, 2020).

Acerca de El Cuaderno

Desde El Cuaderno se atiende al más amplio abanico de propuestas culturales (literatura, géneros de no ficción, artes plásticas, fotografía, música, cine, teatro, cómic), combinado la cobertura del ámbito asturiano con la del universal, tanto hispánico como de otras culturas: un planteamiento ecléctico atento a la calidad y por encima de las tendencias estéticas.

1 comment on “Somos

  1. «Ser coherentes…». Casi nada!!!. Claro que bastaría solo con eso, pero conozco a poquísimas personas que lo sean. Claro, las admiro.

Responder a libreoyente Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: