Resultados de búsqueda por: Notas de Jordi Doce

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (34, 35 y 36)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, que escribe sobre la siega de la hierba delante de su casa, lo cierta que se ha vuelto aquella frase de Hartley sobre el pasado como un país extranjero o lo que la película ‘Pájaros’, de Hitchcock, nos enseña sobre nuestra reacción ante el coronavirus.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (31, 32 y 33)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, que escribe sobre regresos a la infancia, la ansiedad del adolescente confinado o los vencejos a los que parece atraer el aplauso de las ocho.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (28, 29 y 30)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, que escribe sobre los ‘Cuadernos’ de Cioran, la llegada de los vencejos o la percusión de pasos terrestres y la urgencia coral de ‘Grândola, vila morena’.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (25, 26 y 27)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, que escribe sobre una excursión al supermercado, la melancolía de ver en el escaparate de la librería un libro titulado ‘Filósofos de paseo’ o la visión de dos gitanos rebuscando en un contenedor.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (22, 23 y 24)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, que escribe sobre el picoteo de las abubillas, el sobresalto de un timbre que suena o el clasismo de una conocida escritora de izquierda.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (16, 17 y 18)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, atento a «el crujido como de papel de las alas de las palomas. El gajo de naranja que llevan los mirlos por pico. El vuelo a pies juntillas de las urracas. El regreso de los gorriones (les basta con eso, con haber vuelto, para alegrarme el día). Compañeros de tertulia».

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (13, 14 y 15)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, que escribe —recordando al ciclista Poulidor— sobre sus partidas de Scrabble, enumera las cosas que hará cuando se acabe el confinamiento o se defiende ante Enrique Vila-Matas por incurrir en lo que el ilustre escritor ha descrito como la tonta ocupación de «llevar una bitácora-tostón de nuestro confinamiento».

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (10, 11 y 12)

Nuevas páginas del diario de cuarentena de Jordi Doce, que escribe sobre la luz de buena mañana en la copa de los pinos, un vecino que se lava los dientes en la ventana de enfrente o las renuncias de cada semana; y traduce un poema de Emily Dickinson.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (7, 8 y 9)

Nuevas páginas del diario de cuarentena del poeta, crítico y traductor gijonés, enclaustrado en su casa de Madrid, y que se fija en una urraca que cruza la calle, el fariseo delator ansioso por colgarse medallas que emerge estos días o unos gatos que se desperezan al sol en un tejado de uralita.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (4, 5 y 6)

El poeta, crítico y traductor continúa escribiendo su diario de cuarentena en Madrid, con notas sobre los ‘new habits’ y pequeñas neurosis a que conduce la crisis o la mirada censora de un vecino al bajar a pasear a su perra al parque.

Diarios de cuarentena

Notas de Jordi Doce para una cuarentena (37, 38, 38 y 40)

Jordi Doce culmina su diario de cuarentena con cuatro últimas páginas en las que escribe sobre sueños violentos, el despertar caprichoso y algo espasmódico del servicio de Correos o los anuncios de televisión sobre la pandemia que han ido aflorando estas semanas.

Poéticas

Circe Maia: Múltiples paseos a un lugar desconocido

La poesía de Circe Maia produce, en primer lugar, extrañeza y, después, admiración. Extrañeza, porque la mirada que desnuda los objetos y la conciencia que se tiene de ellos es todo menos acomodada («El ojo es una cárcel/ que apresa y suelta en un pequeño instante»). Una reseña de Carlos Alcorta.