Música y danza

Música y meditación

Un artículo de Ramón Finca.

Música y meditación

/por Ramón Finca/

En los últimos tiempos el foco de la investigación científica se ha situado en el campo de la musicoterapia, donde se han puesto de relieve las propiedades sanadoras de la música. En este sentido, son brillantes e ilustrativos los estudios de los neurólogos Michael Thaut u Oliver Sacks sobre los efectos positivos de la interpretación musical en cuanto a activación de ondas Alfa y Theta (asociadas a la meditación), refuerzo de mecanismos de regeneración neuronal, desarrollo de la concentración y estímulo de las habilidades sociales del sujeto. Todas estas propiedades ya habían sido esbozadas por diferentes tradiciones culturales orientales —como el taoísmo — que a la evidencia de una mejora holística en el plano físico añadían otras propiedades de naturaleza espiritual, tales como el desarrollo de la gratitud o de la ecuanimidad, al nivel de técnicas de canalización de energía como el hatha yoga o la meditación profunda kundalini.

Este enfoque eminentemente experiencial choca hoy en día de bruces con la tradición occidental de métodos de entrenamiento instrumental donde se tiende a confundir disciplina con hábito y perfeccionismo con espontaneidad. El enfoque de la enseñanza instrumental en los conservatorios se ha ido orientando hacia una metodología basada en la deducción —o gran maestría— en lugar de la inducción —aprendizaje por descubrimiento—, lo que dificulta la apropiación íntima del hecho musical por parte de los alumnos. Igualmente se soslaya constantemente el plano lúdico y se evita guiar al alumno hacia la búsqueda del sentido último existencial de las piezas musicales, descansando excesivamente el proceso de aprendizaje en el adiestramiento psicomotriz y el análisis lógico-formal de las piezas musicales.

Este ejercicio de hiperintelectualización desconecta a la propia interpretación musical de la falibilidad inherente a la existencia humana, lo que a su vez arranca de cuajo su ropaje intuitivo y por lo tanto dificulta la utilización de la música como vía sanadora y herramienta de meditación. Gran parte de culpa tiene la excesiva tecnificación y el acabado impoluto de las grabaciones actuales y los modelos imperantes de gimnásticos instrumentistas; jóvenes estrella que alimentan una mercadotecnia venenosa que rompe con los esquemas de lo que debería ser una natural visión largoplacista de la interpretación musical como tarea gradual de vocacional artesanía. Nadie puede negar que, al igual que en otras áreas de la vida, nuestros alumnos se van a encontrar en el ámbito profesional artístico con barreras y competitividad, pero si invertimos los términos y no les inculcamos un sentido musical de arraigo espiritual, su fortaleza ante la adversidad del medio se tambaleará, ya que lo que sostiene a la resiliencia ante el medio es esa profunda consciencia-vital artística.

Y lo que es más importante, todo ese cambio cualitativo en la metodología de las enseñanzas musicales las desmarcaría definitivamente de su estereotipación elitista, orientándose hacia concepción del arte más expandida hacia la sociedad gracias a su naturaleza benéfica e integral para con el individuo.


Ramón Finca Menéndez [www.ramonfincamenendez.es] es profesor titular de la especialidad de piano en el Conservatorio de Música de Oviedo. Inició sus estudios de música a la edad de ocho años, combinando posteriormente sus títulos superiores de piano y música de cámara con los de historia del arte en la Universidad de Oviedo, y amplió sus conocimientos sobre la interpretación pianística con profesionales como Manuel Sánchez, Ramón Sobrino, Luisa Cambiella, M.ª Antonia de los Ángeles, Francisco Jaime y Pantín, Mikhail Voskresensky, Luca Chiantore, Josep Colom, Antonio Baciero o Rita Wagner Fue galardonado con diferentes premios, como el Primer Premio en el certamen pianístico Casa Viena y el Segundo Premio (Mención de Honor) en el concurso de interpretación Ciudad de Alcoy. Ha ejercido como pianista acompañante en diversos centros educativos, actuando también como solista e interpretando música de cámara en diferentes instituciones y salas de concierto de España y Reino Unido. Asimismo, ha desarrollado una intensa labor docente y ha colaborado con administraciones educativas de diferentes autonomías con el objetivo de fomentar y fortalecer la innovación en la enseñanza musical. Como docente ha profundizado en el análisis pedagógico y técnico del repertorio pianístico clásico (YouTube); participó en tribunales de valoración del alumnado y profesorado, en ponencias sobre orientación en la interpretación pianística, en proyectos de desarrollo curricular de concreción autonómica y en publicaciones de innovación educativa relacionados con la interpretación y la pedagogía musical; impartió también la asignatura Músicas Modernas Populares (análisis de las músicas modernas y del rock) y coordinó talleres de música moderna (Aula de Música Moderna del Conservatorio de Oviedo, proyecto «Torner, banda académica de rock» y banda de power pop «Extemporánea»), también como teclista, bajista, corista, compositor y arreglista.

Acerca de El Cuaderno

Desde El Cuaderno se atiende al más amplio abanico de propuestas culturales (literatura, géneros de no ficción, artes plásticas, fotografía, música, cine, teatro, cómic), combinado la cobertura del ámbito asturiano con la del universal, tanto hispánico como de otras culturas: un planteamiento ecléctico atento a la calidad y por encima de las tendencias estéticas.

0 comments on “Música y meditación

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: