Toma3

Entrevista a Javier Sierra, Premio Planeta 2017

Javier Sierra, reciente Premio Planeta por la novela "El fuego invisible", será el primer invitado del Ciclo Palabra 2018 en el Centro Internacional Niemeyer de Avilés. La cita tendrá lugar el próximo jueves 18 de enero a las 20:00 horas.

El próximo jueves 18 de enero, Javier Sierra, Premio Planeta 2017,  será el invitado del Ciclo Palabra que se viene desarrollando en el Centro Internacional Niemeyer de Avilés.

Javier Sierra recibió el pasado mes de octubre el LXVI Premio Planeta por la novela El fuego invisible, cuyo manuscrito había presentado con el título provisional de La montaña artificial bajo el seudónimo de Victoria Goodman. “Quiero dedicar esta novela a los compañeros escritores”, ya que “se trata de la palabra donde reside la fuerza creativa de nuestra civilización. […] Es en el uso de la palabra donde está el origen de la bondad y de la maldad, ése es el fuego invisible que tenemos todos en nuestro interior”, explicaba el autor durante la ceremonia de entrega. La trama de  El fuego invisible apunta al origen de una palabra “que cambió el destino de Europa en el siglo XII, esa palabra es Grial“. 

Javier Sierra, nacido en Teruel en 1971,  no sólo es uno de los autores de ficción más traducidos de los últimos tiempos —en torno a una cuarentena de lenguas—, sino que es el único escritor español que ha conseguido hacerse un hueco en la lista de libros más vendidos de The New York Times. Ocurrió en 2006 con su novela La cena secreta (Plaza y Janés, 2004).

Experto en thriller de enigma histórico y autor de una decena de libros entre novela y ensayo, Sierra lleva más de una década demostrando sus dotes de comunicador en radio y televisión, como tertuliano, colaborador habitual o incluso director de varios programas para la pequeña pantalla, siempre en torno al misterio y al pasado. Entre sus libros destacan, además de los citados, las novelas El ángel perdido (Planeta, 2011),  El maestro del Prado (Planeta, 2013) y La pirámide inmortal (Planeta, 2014), además de los ensayos  La ruta prohibida y otros enigmas de la Historia (Planeta, 2007) y En busca de la Edad de Oro (Planeta, 2000).

Javier García Rodríguez, coordinador del Ciclo Palabra, ha mantenido esta charla con el autor para El Cuaderno.








/ por Javier García Rodríguez /

Pregunta.-  Siempre me ha dado la impresión de que te mueves entre la realidad que parece ficción y entre las ficciones que aspiran a ser realidades. ¿Dónde te encuentras más cómodo?

Respuesta.- Siempre me ha preocupado más la realidad que la pura ficción, pero no me vale la “realidad vulgar”. Mi búsqueda se centra siempre en aquellas facetas de lo tangible que puedan elevar tu alma.

P.- ¿Consigue distanciarse el periodista del novelista?

R.- El periodista es el que trabaja en la trastienda de la novela. El que investiga y documenta. El novelista entra cuando es necesario recurrir a la imaginación para resolver aquello que el periodista no ha sido capaz.

P.- ¿Escribes ficción para añadir una explicación a aquello que no lo tiene, para ordenar un mundo caótico? ¿O aceptas que crear historias ya es un valor en sí mismo?

R.- La ficción te permite ordenar el mundo desde una perspectiva más libre y creativa. Es una herramienta preciosa para comprender el funcionamiento de aquello que, de momento,  se escapa a nuestra razón y a su herramienta predilecta, la ciencia. Por eso recurro a ella tan a menudo. Aunque nos parezca lo contrario, seguimos aún sin poder racionalizar todo lo que nos rodea.

P.- ¿El trabajo del investigador ayuda al novelista? ¿Y viceversa?

R.- Déjame recurrir al tópico para responderte. Dado que la realidad supera siempre a la ficción, disponer de un hábito investigador para encontrar historias en archivos o en lugares históricos te da herramientas de enorme valor para narrar en clave de novela.

P.- ¿De dónde sacas la inspiración (si es que crees en ella) un novelista como tú?

R.- La inspiración nace de mi necesidad de saber. De la curiosidad. Ésa es la célula madre de todas mis historias.

P.- Imagino que la relación con los lectores es una preocupación para ti. ¿Cómo la afrontas? ¿Te dejas llevar por su posible respuesta? ¿Esperas que colabore? ¿Te resulta prescindible cuando escribes?

R.- Desde hace tiempo tengo la sensación de que mis lectores han terminado por convertirse en cómplices cercanos de mi trabajo. A menudo los encuentro en los lugares a los que voy a investigar y me ayudan. Otras veces complementan mi trabajo con sugerencias inteligentes. De algún modo actuamos como un “cerebro colectivo” que busca respuestas a las grandes preguntas a través de la literatura.

P.- Se puede percibir en tus libros el gusto por mostrar un búsqueda, más que una investigación al uso. Una búsqueda que, junto al elemento “material” o “práctico” suponga un cambio, un crecimiento para los personajes…

R.- Y también un cambio de perspectiva, de conciencia. Mis personajes mutan al acceder a ciertos conocimientos. Lo hacen siempre. Y pretendo que eso sea también lo que les suceda a mis lectores.

P.- El viaje, interior o exterior es una constante en la literatura. ¿Cómo lo abordas en tu obra?

R.- Sin viaje no hay novela. El primer relato de la Historia fue la Epopeya de Gilgamesh, un texto mesopotámico de hace cinco milenios, y ya narraba el viaje del héroe al más allá. Yo abordo cada viaje literario como una oportunidad para crecer, para evolucionar como individuo y hacer crecer a mis semejantes.

P.- Hablemos de premios, si te parece. Para un autor consagrado por el público a nivel internacional y avalado por la crítica, ¿qué supone un premio como el Planeta?

R.- Es un enorme reconocimiento ante los lectores en lengua española. El Planeta es un galardón que ha impulsado grandes carreras literarias y subrayado a muchos de los grandes nombres de nuestra literatura. Formar parte de esa nómina es un honor. Y una ocasión excelente de llegar a más personas. Siempre queda un lector que conquistar.

P.- ¿Qué se encontrarán los lectores que se acerquen a El fuego invisible?

R.- Su aventura empieza con una pregunta que nos ha asaltado a todos alguna vez: ¿de dónde vienen las ideas? ¿Cuál es la fuente del talento humano, de su capacidad creativa, de su visión? Esta cuestión tiene mucho que ver con quiénes somos y por qué somos una especie tan singular. A partir de ese interrogante, el lector encontrará la peripecia de un profesor de lingüística irlandés que, en un viaje a España, tropezará con pruebas que parecen demostrar que el Santo Grial se inventó en los Pirineos hacia el siglo XII.

P.- El secreto, la aventura, lo desconocido… ¿somos mucho más de lo que dejamos ver?

R.- Lo somos y lo intuimos desde que tenemos uso de razón. Hay más Universo invisible que visible. Eso es una evidencia y sus implicaciones nos afectan también a nosotros.

P.- Visitas el día 18 de enero el Centro Internacional Niemeyer de Avilés para participar en el Ciclo de Palabra. Se trata de un encuentro con público. ¿Cómo es, en tu caso, esta relación? Teniendo en cuenta que el trabajo del escritor es solitario y el del lector también, ¿qué aporta el encuentro directo entre ambos?

R.- Es una oportunidad única para intercambiar ideas y opiniones. Un punto de encuentro en el que la literatura se humaniza y sirve de nexo entre mentes muy dispares. En suma: un reto fascinante. Estoy impaciente por visitaros.


 

0 comments on “Entrevista a Javier Sierra, Premio Planeta 2017

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: