Opinión

La Filosofía, verdadero hilo conductor de la formación artística

Las penurias de la formación artística en la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

/ por Guillermo Quintás /

Desde los estudios de literatura a los de música, pasando por los de canto, danza o escultura, todos se ven afectados por un mismo mal: su presencia es inexistente en los programas de Educación Primaria y Secundaria; más aún, el intento de hacer estos estudios presentes en los currículos de ESO o de Bachillerato ha constituido una muestra inigualable de lo que no debe hacerse, esto es, convertir en una “maria” lo que puede ser uno de los sectores o formas más relevantes de la cultura. Cada vez se ven más reducidos los espacios de lectura y la música, como el dibujo artístico, se ha visto reducida a una materia/asignatura, es decir, a una organización del conocimiento como las que poseen las matemáticas o la geografía. Todo parece ir a menos en los centros de enseñanza: menos coros, menos grupos de teatro; eso sí, más niños seguirán siendo recogidos por sus padres a la salida del colegio para dirigirse en su coche a otro centro en el que practicarán el dibujo, la danza o el solfeo.  Y así, apurando horarios,  hasta que el cuerpo aguante. Algunos se salvarán, pero otros muchos no soportarán las 50 horas semanales de la doble docencia a la que se ven abocados por un sistema que trata por igual la formación en las artes y en las ciencias. En consecuencia, acabarán abandonando.

En este contexto, la filosofía también tuvo su día en Valencia; el MuVIM acogió a las personas interesadas en conocer las razones que obligaban a recuperar y mantener los estudios de filosofía en Bachillerato. Con todo, lo fundamental fue el anuncio realizado por Miquel Soler: todos los bachilleres, con excepción de los que cursen la modalidad de Arte, estarán de nuevo bajo el manto protector de la filosofía. ¿Por qué fueron excluidos los futuros concertistas, pintores, escultores, cantantes, etc.?  La filosofía dejará de ser materia troncal en razón de “la complejidad y especialización de esta modalidad”. La nueva situación anunciada por Soler no recibió contestación alguna y el portavoz de la Asamblea de Profesores de Filosofía agradeció a la Consellería el haber “blindado la filosofía en el Bachillerato”. Se ponía así punto final a una campaña en los medios de comunicación en la que muchos habíamos participado y llamado la atención sobre lo imprevisible de la acción política cuando se ejerce siguiendo las conjeturas del Conseller de turno. El diario El Levante había recogido algunas denuncias acompañadas de la correspondiente censura (http://www.levante-emv.com/opinion/2016/10/19/gobernante-bola-cristal/1481128.html).

Si a la relación con el arte se piensa dedicar una vida y si “nada referente al arte es evidente: ni en él mismo, ni en su relación con la totalidad, ni siquiera en su derecho a la existencia” (Adorno), ¿no sería razonable recuperar para la educación artística la teoría estética que nuestra cultura ha asociado al mismo desarrollo de las artes? La teoría estética debería ser el verdadero hilo conductor de esa formación.

La Comisión de Educación de nuestro Congreso debe incluir en su esperado e inaplazable pacto educativo el proyecto de una ley que desarrolle el currículum preciso para estas enseñanzas, así como la dotación y organización de los centros para atender esta demanda con dignidad. La duplicidad de horarios exigidos al compaginar el Bachillerato con las academias en las que se cursan estudios artísticos específicos no solo generan un esfuerzo extra que suele llevar al abandono, sino que ponen de relieve que la ley orgánica que se precisa para atender el estudio de las distintas artes sigue sin aparecer en el horizonte de la Comisión de Educación. Se han organizado los estudios superiores de las artes, pero se mantiene el primer y segundo ciclo en el más absoluto abandono. No hay programas que integren el estudio de las Humanidades con el de las Artes, no hay centros especializados para atender a estos alumnos y no existen profesores mentalizados para llevar a cabo una enseñanza que responda a una organización administrativa del conocimiento distinta de la pura y dura organización en materias. Y si existen, la organización administrativa del conocimiento en los centros no favorece su vigencia.

Esta ley es imprescindible para regular la articulación de la Educación Primaria y Secundaria con la formación artística. Esta articulación es algo por lo que todos los docentes deberían clamar con independencia del importante peso que las industrias culturales tienen en nuestro empleo y economía. Lo que en verdad está en juego es lo que R. Steiner asignó a la actividad de los artistas: representar lo mejor de la inteligencia moral de un siglo.  Podemos haber construido el Palacio de las Artes y mantener a escasos 400 metros un centro de educación musical que opera con supuestos de otro siglo.

No debe olvidarse que a los estudios artísticos superiores se accede después de haber demostrado que ya se posee una cierta destreza y conocimiento en cualquiera de las artes. Por esta razón, y buscando que la opinión se extienda en el colectivo de docentes que atienden a lo que se considera que es una Bachillerato devaluado, volví a lanzar estas ideas y  a denunciar el injusto tratamiento que reciben estos alumnos. El diario Levante se hizo una vez más cargo de esta reivindicación. Muchos progenitores han tenido que aconsejar a sus hijos el abandono de la formación artística para atender a otros estudios que garanticen una vida profesional más segura. Y se ha hecho ante la imposibilidad de atender unos horarios agotadores. http://www.levante-emv.com/opinion/2018/03/28/33–abandona-diciembre/1697056.html.

La constitución del EEES, tan deficiente en España, ha contribuido a una cierta reorganización de los estudios artísticos superiores, pero debemos enfrentar el problema: la formación académica en Primria y Secundaria Obligatoria no está diseñada de modo que integre otros aspectos necesarios en la formación de los estudiantes.


 

Acerca de El Cuaderno

Desde El Cuaderno se atiende al más amplio abanico de propuestas culturales (literatura, géneros de no ficción, artes plásticas, fotografía, música, cine, teatro, cómic), combinado la cobertura del ámbito asturiano con el universal, tanto hispánico como de otras culturas. Un planteamiento ecléctico atento a la calidad y por encima de las tendencias estéticas.

0 comments on “La Filosofía, verdadero hilo conductor de la formación artística

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: