> Poéticas

Los papeles de la calle Ibiza, nº 35

"!Los papeles de Ibiza 35" (Bartleby, 2018), selección de inéditos de Leopoldo María Panero realizada por el crítico Túa Blesa.

Los papeles de Ibiza 35, cuyo título hace referencia a la calle de Madrid en que residió Leopoldo María Panero, es un volumen que agrupa diversos inéditos del autor, seleccionados y anotados en esta edición por Túa Blesa. Un libro de poemas inédito, cartas, diversas traducciones también inéditas, poemas dispersos y ensayos escritos entre 1968 y 1983 forman parte del conjunto.

La “singularidad” de Leopoldo María Panero es un hecho consumado. “Él escribió una poesía a la contra de lo que era la idea de lo poético en su momento. Ser un epígono no tiene interés: Panero escribió en los márgenes de la corriente estética imperante y eso, a mi parecer, es un valor en sí mismo que le singulariza”, afirmó Túa Blesa durante la presentación en la Feria del Libro de Madrid de Los papeles de Ibiza 35, volumen que publica la editorial Bartleby en su colección Miradas.

“Las carpetas contenían un material muy diverso y, en algunos casos, imposible de descifrar, que me atrevo a situar temporalmente entre los años 1968 y 1983, fecha esta última en la que Felicidad Blanc echó definitivamente de casa a Leopoldo María”, explicó Blesa en dicho acto. “Lo más relevante del conjunto es un poemario de título extravagante, pero muy engarzado en la cultura del momento: No, no somos ni Romeo ni Julieta, ni estamos en la Italia medieval. El título alude a una canción de la cantante Karina, que por aquellos finales de los sesenta era un auténtico icono en España y que responde al diagnóstico que hizo Josep María Castellet al catalogar a los novísimos como una generación formada por poetas en cuya educación sentimental dejó profunda huella la influencia de la televisión, la música y los cómics. Se puede afirmar que este poemario se escribió en los años de Así se fundó Carnaby Street”, concluyó Blesa.

El volumen incluye también dos traducciones de cuentos de terror de Machen y un bloque con poemas dispersos datados hasta principios de los ochenta con el dedicado a la joven Yolanda González, asesinada por la ultraderecha, y al Jaro, delincuente juvenil muerto en un enfrentamiento con la policía. Finalmente, una serie de ensayos y escritos diversos cuya temática coincide con las preocupaciones habituales de Panero.

Leopoldo María Panero (Madrid, 1948 – Las Palmas de Gran Canaria, 2014)

Los papeles de Ibiza 35

Selección de poemas de No, no somos ni Romeo ni Julieta, ni estamos en la Italia medieval realizada para El Cuaderno por Javier Mendoza

 

Carnet de baile

Vomitó haches, otra vez. Era imposible evitar que vomitara

haches. Le parecían tan molestas, tan inútiles. R., como

siempre, hubo de añadir “superfluas”, lo cual le sumió

en una profunda depresión. Uno o dos mosqueteros,

y después haches, y otra vez haches, y más haches… Podría

ser: “que llovían ciegamente sobre la ciudad abandonada”.

Pero no, mejor: “James partió al amanecer, y apenas

se oyó el rumor de los cascos”.

 

 

  1. S. P. (cantante) L. P. B. (agitador comunista promoscovita)

A las seis, después de desayunar, y nadie espera encontrarse

una mancha de sangre, apareció estrangulada en su

habitación, la 512, quiero decir Araminta Ditch, sí hombre,

tú la viste una vez en Bocaccio, con Jaime y conmigo.

Sí, estaba también, ya me acuerdo. Bueno, pues fíjate

qué cosa más rara, ¿tú te lo explicas?, a qué venía, digo

  1. A lo mejor los del hotel, son capaces de cualquier cosa,

con tal de llamar la atención, non sense; bueno, Jaime

lo que dice.

 

 

Poemas inéditos sueltos

“Quién anduvo entre la violeta y la violeta

con carne blanca y azul, el color de María

haciendo viva la primavera y fuertes la fuentes…”

Eliot, Miércoles de ceniza

 

Yolanda

Qué cobarde, qué no engrendrado sino ya muerto desde su nacimiento

como cuando la madre grita clamando contra sus entrañas

y los padres ruegan porque nadie sepa, ni los dioses tampoco

el nombre de su hijo, que cobarde pensó alzar su mano de huesos

para quebrar tu pureza, tu vida parecida a los árboles

tu rostro que era mejor que al agua, tu mirada

por la que era preciso morir cuando llegue la Hora.

porque el Tiempo es una sinfonía también,

cuyos acordes se entrelazan como almas

para concluir un día, hoy, quizás, que tu cabeza

pende encima de la mía, y me sonríe desde el techo

y asoma a la terraza y mira

a derecha e izquierda a los hombres

como una Advertencia.

 

Del seno de los muchos, para saciar tu muerte

llamaron las dríadas a la terrible Sombra

que ni el Desamparado aquel que pone Ley

e Infierno, y llanto, gritos y lamentos

en la cercanía atroz de Malebolga, nombra,

y que unos llaman el Flautista, y otros

el Asesino Músico, que toca con su falo la melodía

de la muerte, y se mueve

en silencio entre los árboles, susurrando

como una obsesión tu nombre sólo, tu nombre.

El recogió en la cuenca

de tus manos tu calavera y tu hermosura

 

Canto al “Jaro”

(Perro muerto en la mañana)

Tenemos a un niño en las manos, quizá

a un niño que juega con los dedos manchados de sangre,

y juega

y vuelve a jugar con los esqueletos, sin saber

sin saber jamás lo que la muerte es, como todos

los hombres de su barrio, y es por ello

que la ofrece

a todos rezando, y hasta

el perro aquel de la calle, con manchas blanca y lent

ejuelas

como para salir al circo a llorar, le quiere

hacer saber lo que regala, lo que da a diario, como amor

como amor, para luego dormir con la navaja

esposa, pura, en él

círculo inmóvil del acoso y llorar a veces

cuando recuerda, por

lo que era su madre,

el agujero ese en la piel y la canción rayada

ya para siempre que la noche espera.

Ah, pero la Fiebre!

la fiebre de la sangre como tambor demente

pidiéndole la huída y el saqueo, la fiebre de

no dormir y de estar solo siempre

 

 

LA ANARQUÍA es un vino triste que se bebe en las tardes

en que el universo solloza y la

lágrima sucia como rocío del cielo abriendo

un orificio azul y hediondo en las cabezas

amado por las moscas, por las moscas que vuelan

como buitres en torno de los seres que andan

moviendo como un péndulo el sí y no de sus cabezas

el desmayo

lento en que vida consiste

hasta morir, hasta morir si es posible

si es posible aún en la tarde que parece

no acabarse jamás como una maldición para melancólicos

en donde hay para siempre una cabaña que buscar antes de que anochezca

donde habita el diablo que no es de nadie

hasta llegar a la casa vacía de la muerte

y vernos en el Espejo Que No Existe.


Los papeles de Ibiza 35
Poemas, cuentos y ensayos inéditos
Leopoldo María Panero
Edición y estudio preliminar de Túa Blesa
276 páginas; 17,00 €


Leopoldo María Panero (1948-2014), integrante del grupo poético de los “nueve novísimos” y sol negro de la literatura española, dejó abandonadas unas carpetas con distintos trabajos al marcharse en los 80 de la casa familiar en la madrileña calle Ibiza, 35. Estas carpetas fueron donadas por Michi Panero, hermano del autor, a su hijastro Javier Mendoza, quien recopiló parte de ese material en el volumen Funerales vikingos/El desconcierto (Bartleby, 2017).

Túa Blesa (Zaragoza, 1950) es catedrático de Teoría de la literatura y literatura comparada en la Universidad de Zaragoza. Entre sus publicaciones más recientes están Gimferrerías (Eclipsados, 2010) y la edición de Traducciones / Perversiones de Leopoldo María Panero (Visor, 2011). Además es el líder del grupo punk Doctor Túa y Los Graduados.

 

Acerca de El Cuaderno

Desde El Cuaderno se atiende al más amplio abanico de propuestas culturales (literatura, géneros de no ficción, artes plásticas, fotografía, música, cine, teatro, cómic), combinado la cobertura del ámbito asturiano con el universal, tanto hispánico como de otras culturas. Un planteamiento ecléctico atento a la calidad y por encima de las tendencias estéticas.

0 comments on “Los papeles de la calle Ibiza, nº 35

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: